Translate

jueves, 22 de noviembre de 2018

Una historia color arcoiris - Andrea Hernández (Mayu)

¡Hola! Muchos días sin leernos ¿verdad? Sobre todo con Vero tomándose unas vacaciones del blog otra vez. Estas semanas he estado explorando Wattpad 🌔.


Publicado en: Wattpad (Pueden leerlo gratuitamente aquí)
Ficha en Goodreads
Año: 2017-2018
Autora venezolana
Género: LGBT, romance, drama, malos tratos, trastornos.

Frank es un niño adorable y tímido que como es muy listo lo pasaron de segundo a cuarto grado para envidia de muchos niños. 


Joseph es un niño con hiperactividad: habla por los codos, se distrae con facilidad, y eso provoca que los otros niños no quieran estar con él. 


Ambos niños encajan a la perfección desde el primer día pues Joseph llena los silencios y protege a Frank siempre, y Frank es paciente y ayuda a Joseph tanto en los estudios como en su autoestima. A los 12 años ambos se confiesan e inician una aún más hermosa relación hasta los 16/17. 

Todo lo que ambos se han pasado 8 años construyendo se derrumba por culpa del chantaje de Samanta hacia Frank. Aún así, en el silencio y la distancia, el amor de Frank y Joseph sigue creciendo. 

6/10

En Wattpad tengo una lista de libros que quiero leer 😁 y entre ellos estaba éste, que con la sinopsis original (esta que os comparto aquí es la mía propia) y el título me enamoró.


MI ENTREVISTA A ANDREA HERNÁNDEZ (enlace)

El domingo le di una oportunidad y lo que empezó como un flechazo acabó en decepción, pero aún así merece la pena leerlo. 


Durante los primeros capítulos yo estaba perdidamente enamorada de esta historia, de sus personajes, de la familia de Frank, de la dulzura y la sensibilidad de la historia, y de la preciosa y picante pluma de Andrea Hernández. Estaba tan enamorada que incluso le comentaba en los capítulos con mis fangirleos. Me parecía que había encontrado un tesoro, una novela que podría releer a placer y seguir enamorándome. Pero nunca volveré a leerla porque tiene demasiada crueldad innecesaria. 

La razón que me rompió el corazón y que me hizo plantearme si seguir con el libro... Es algo de lo que me tienen harta y que ya he comentado en otras novelas LGBT. Y es la manía de los autores de meter dramon cortavenas, de exponer las historias de los chicos gays como un camino de infierno, de hacer sufrir a sus personajes por tener una condición sexual diferente. ¿Cuántas veces voy a romperme teniendo que tragar estas cosas en este tipo de literatura? No por meter dramones los libros van a ser mejores o más auténticos, no, a veces solo logras romper el corazón de una lectora y que se le quite las ganas de seguir. Del encanto al desencanto.


Cada escritor tiene sus reglas, pero seguir fomentando estas ideas sobre lo mal que te puede ir la vida si eres homosexual solo crea aún más rechazo. Eso sí, al menos el libro retoma en la tercera parte la felicidad y el deseo/amor pasteloso con final feliz incluido (razón por la que fui paciente y no abandoné). 

Imagino que si Andrea Hernández incluyó el maltrato en su novela sería como un modo de denuncia social pero yo como lectora me sentí puteada, sobre todo porque no encajaba en una historia así incluir violencia de género (y además explícita).


Habrá quien pueda disfrutarlo pero yo no puedo, es agotador ver como Samanta hundía la vida de Frank, como le convertía en una víctima de la indefensión aprendida, como Frank siendo tan superdotado no era capaz de quererse a si mismo y se sentía inferior a Joseph. Era demasiado para mí ver como Samanta insultaba, pegaba, y sumía en una jodida depresión a Frank, como le convertía en un niño con el corazón matado, y eso sumado a que Joseph aún creyendo que su Frank y Samanta no son novios de verdad, pierde la virginidad con Harry, juro que eso me hizo odiarlo, más porque vi llorar y sentirse aún más insignificante y roto a Frank, ¡todo lo que haga daño a Frank me destroza! 😭. 

En la sinopsis os he puesto las fotos que para mí representan a ambos niños y yo declaro mi amor incondicional por ellos dos cuando eran niños, me llegaban al alma, y me parecían de lo más bonito que había conocido 💘. Además, creo que Andrea Hernández supo crear a dos niños de verdad, ¡y dos niños muy diferentes! Y amé el modo en que afrontaba la diversidad funcional, pues Frank no es exactamente como los otros niños y Joseph tiene el trastorno mental de la hiperactividad que milagrosamente desaparece en él (muy mal por parte de la autora no investigar y no rectificar cuando tuvo datos fiables), y los dos encajaban como un puzzle. 


Mientras iban creciendo yo también les iba amando, recorrer esas edades con ellos era precioso y me sentía afortunada de haberlos conocido, es que cada capítulo que leía me hacía fangirlear, cada beso y cada halago ponían mi corazón en una nube. Verles dormir juntos, darse besos cálidos, el despertar del deseo, la ternura de ambos, y como se alimentaban mutuamente la autoestima ☺. 

Precisamente perder todo esto me rompió el corazón, y ya os he explicado que pasó. Me destrozó, sentía tanta pena y tanta rabia, juro que necesitaba que Frank se fuera a otro país y adiós a todo y que Joseph se jodiera. Lo más doloroso es que Frank es lo más precioso de toda la novela, todos lo saben, y él es el único que sus virtudes las ve como defectos. Pero entiendo el miedo que le tiene a Samanta, pues ella es una psicópata, y Frank solo es un niño muy frágil. 



Este libro representa con ello la homofobia de las mujeres y la violencia de género que las mujeres también cometen contra los hombres, el cómo pueden destruir toda una vida por el hecho de odiar a una persona por cómo ha nacido (en este caso su identidad sexual). 


Frank es un niño y un adolescente precioso, que se merece todo el amor y la devoción del mundo. 

Es un chico dulce, tierno, llorón (su papá es igual), adorable, divertido. Un chico que tiene montones de complejos cuando no debería tener ni uno, pero eso es lo difícil del miedo y la autoestima, y Frank no sabe como quererse por mucho que reciba amor. Después de lo que ha sufrido a manos de Samanta y lejos de Joseph espero que Frank tenga mil años de felicidad. ¡Fue toda una sorpresa verle casado con su Joseph a los 17! 

Mi relación con Frank es de amor incondicional 💘. Frank es un tesoro y yo amaba cada vez que se sonrojaba, cada vez que hacía pucheros, cada vez que reía con toda su alma, cada vez que era él mismo 😁.

Joseph y yo mantenemos una relación de amor que se convirtió en odio. Durante todos los primeros capítulos me tenía suspirando de amor por él, por cada abrazo y cada beso que le daba a Frank, por lo feliz que hacía al más pequeño y por lo feliz que él era con su Frank. 


Joseph está obsesionado con el sexo, o mejor dicho el sexo con Frank, aunque Frank es super feliz con ello. Y es verdad que solo Joseph puede hacerle reír en su depresión y minimizar sus ataques de pánico. Joseph tiene ese algo que te hace querer perdonar. 

Yo odié al Joseph de 17 años que dice ser muy maduro (y no lo es), al Joseph que aceptó la mentira de Frank sobre Samanta y que tras 6 años como novio de Frank, tardó un puto mes en follar con Harry, y que como excusa dice que "solo pudo correrse dentro del culo de Harry cuando pensaba en la cara de Frank y que no se podía correr cuando Harry le metía su pene en el culo". La verdad es que por esto de Harry no podéis saber cuanto asco me hizo sentir Joseph. 

Harry

No culpo a Joseph de que Frank fuera abusado por Samanta pero si culpo a Joseph de no estar ahí para sacarle de esa puta mierda, y no me valen esos únicos momentos en los que le robaba besos a Frank para demostrar que tenía sentimientos por él cuando debería haber ido más lejos para protegerle, Joseph sabía que Frank se sentía una puta mierda y más cuando Samanta estaba al lado, ¿entonces porqué no hacía más por él? Y lo peor es que se nota que Joseph quiere con todo su corazón a Frank, desde la punta de los pies a los mechones castaños de su pelo. Pero su actitud me sacaba de quicio 😢.


Como ya os he dicho, yo amaba a esta pareja, provocaban que mi corazón se desbordara de amor. Y cuando al fin volvieron a estar juntos, cuando Frank fué al psicólogo y denunció a Samanta, cuando las lágrimas y el dolor lleno de anhelo de ambos se convirtió en felicidad de nuevo, no fué suficiente, estuvo bien pero nunca recuperé lo que sentía al inicio. Me habían roto y me resultaba imposible seguir enamorada de ellos, seguir idealizándoles. Son una pareja dulce pero mientras uno puede comerse el mundo el otro se siente pequeñito, y yo creo que esto no se puede quedar así. También como he escrito antes, necesitan enfocarse en lo intelectual y emocional y no sobre solo en la locura del deseo, o no tendrán un futuro a mis ojos. Realmente creo que están destinados a no durar. 

Debo destacar algo que le hace ganar puntos a esta joven autora, las familias de ambos chicos son preciosas. Son padres y hermanos que de verdad aman a sus niños y me daba vueltas el corazón verles recibir tanto amor. ¡Si, es genial ver representadas familias normales con vidas normales que adoran a sus niños y que aman a sus hijos siempre! Incluso los padres y hermanos de Joseph shippean a Frank y Joseph. 


También debo destacar que amo las narraciones de Andrea en lo sexual, ¡es que provoca calores! Tiene un modo increíble de hacerte sentir que estás viendo y sintiendo como Joseph y Frank se tocan, se acarician, y se gozan. 

En muchos libros echo en falta esta naturalidad con la que Andrea trata el sexo entre Frank y Joseph, esos besos que se van volviendo más candentes, esas ganas que tienen los chicos de meterse mano en todas partes y crear fuegos artificiales 🔥🔥.


 

Con ellos vivimos el despertar de los primeros besos y la plenitud de los que vienen después, las primeras mañanas en que se mueren de vergüenza por una erección matutina, esas primeras veces en las que los dedos de Joseph dejan a Frank corriéndose de gusto y a Joseph ardiendo solo, y como no, la madurez de esas veces en que el mundo se apaga y se aman y se gastan el aliento y unen sus cuerpos hasta desaparecer toda distancia, y su piel huele al otro. Amo la idea de Frank y Joseph desdibujándose en uno. 

El final no me emocionó tanto como creía que sería, es que son tan jóvenes para casarse y para debatir si deben adoptar un niño. ¡Solo tienen 17 y 19! Pero al menos rompemos el segundo cliché con esto porque los finales felices existen. Solo espero que Frank logre amarse tanto como ama a Joseph y que Joseph nunca vuelva a hacer llorar a Frank cuando no le comprenda. Les deseo el más feliz de los futuros aunque no creo que lo tengan si ellos no cambian 👬💘.


ANDREA HERNÁNDEZ


Me ha gustado mucho su modo de escribir, aunque como ya he dicho, solo me emocionaba al principio. Después de todo el drama ya no tocaba mi corazón. Pero esto no niega que su modo de escribir es precioso, ameno, natural, derretidor. 

Vais a devorar su novela y si os da miedo que sea de Wattpad, cero temores, la narración tiene coherencia, no tiene faltas de ortografías, y la pluma nos traslada a un mundo de verdad. 



Con esta novela Wattpad demuestra que contiene historias de valor con plumas preciosas.


Nunca dejes de escribir 😊

Mayu

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la reseña, me ha encantado. Es la primera vez que alguien hace una reseña de mi historia y estoy completamente agradecida 💕

    ResponderEliminar
  2. Me enamore xe esta reseña ♡.♡
    Ya me la apunte ♡ Parece tan hermosa...al menos al principio xd
    Por un segundo tenia miedo que ellos no van a estar juntos y en vez se casan ♡
    Lastima quela historia un poco ye deceptiono y que no te enamoraste de ella pero creo que esta historia merece ser leida.

    ResponderEliminar

¡No te olvides dejar un comentario! Nos encanta poder compartir y debatir con nuestros seguidores, pero por favor, ten en cuenta:
- Se respetuoso con la gente que no opina como tú, no todos podemos tener las mismas opiniones. ¡Nosotras siempre respetaremos la tuya!
- Si vas a poner algún spoiler, avisalo.

¡Gracias por tu visita!