Translate

miércoles, 1 de julio de 2020

Radio romance 1-8 con Mayu

Introducción (Vista: 23 de marzo a 29 de junio)

En De nuevo alzo mi voz tenéis divididas mis recapitulaciones de 4 en 4 capítulos (allí ya está todo publicado), aquí de 2 de 8. Leed y comentad donde os venga bien.



Nunca he sido una persona de tapar con los dedos los actos tóxicos y reprochables de una persona por mucho que después pueda llegar a quererle y a entender que estaba sufriendo y que Soo Ho tenía depresión (si yo hago daño a alguien estará mal con o mi depresión), después, mientras él va sanando su corazón y sintiéndose libre de dolor y entero de amor aprende a querer de un modo sano, y supe aprender a verle con otros ojos porque se esfuerza muchísimo por no ser la misma persona y por no volver jamás a hacer daño a Geu Rim, es un personaje que a raíz de encontrar la luz tras salir de su cueva de oscuridad consigue encontrar lo mejor de si mismo y que Geu Rim sujete su mano

23 de Junio de 2020 a 29 de Junio de 2020 (Escritura)

Las reflexiones de los 14 primeros capítulos están construidas entre lo que escribí en su momento y entre lo que pienso ahora de lo que ocurrió por lo que ha habido un proceso de construcción completa, incluso Vero habiendo leído algunas frases no ha leído estas opiniones (aunque sepa como pienso), realmente entre lo que escribí y lo que he escrito ahora ha habido un esfuerzo de escritura tremendo porque practicamente he reescrito todo, y sólo mi opinión de los dos últimos capítulos es mi visión en directo para vosotros. Por supuesto mi opinión de Geu Rim y Soo Ho es punto de vista que no tendría si no hubiera hecho un largo recorrido con ellos. A veces quería rendirme en estas recapitulaciones pero prometí escribirlas y llegué hasta el final tras una semana completa de escritura, la próxima vez que me dé por hacer una locura como esta será con un dorama que ame pero Yoon Doo Joon me dio fuerzas y él es un actor que se merece mis aplausos por su gran interpretación 👋

Capítulo 1


Geu Rim es la auxiliar de guionista o algo así en un programa de radio, ella ama la radio con locura porque es el medio que acerca a su madre a la realidad al estar ciega y ama escribir con todo tipo de detalles porque siente que así su madre los escuchará y podrá sentir el mundo a su alrededor. Geu Rim lleva muchos años luchando por sus sueños pero por mucho que se acerca nunca es suficiente porque la guionista principal está celosa de ella y los idols que son DJS de sus programas siempre andan metiéndose en problemas y Geu Rim se siente como una baby sitter. Cuando es echada de su trabajo el mundo no se le viene encima porque Geu Rim tiene una cosa muy peculiar con su autoestima, esta es frágil cuando todo va ligeramente bien pero esta es fuerte cuando todo va mal, así que ella asume todos los malos momentos como un reto en su vida. 



Soo Ho es un famoso actor que cuando lo miras desde fuera crees que todo en su vida es perfecto, que tendrá una gran familia, un trabajo que ame, que estará acostumbrado a tener muchas chicas, y que tendrá control sobre su vida y autoestima pero la realidad es que todo en su vida es un gran vacío, es una desolación absoluta, es una falta terrible de amor propio y autoestima, y lo único lleno en su vida es el dolor y la depresión, los sentimientos de culpa, rabia, y nostalgia y porque solo ha amado a dos personas en su vida y siente que a una la traicionó y que a la otra no le quedó más remedio que decirle adiós: Geu Rim, y es esa mezcla de sentimientos el que le llevan a enfrentar a Geu Rim desde lo peor de si mismo. Soo Ho está roto y quiere la muerte pero no pide ayuda por ser una estrella y eso le hace no ser el buen chico. 



Cuando ambos se encuentran en este primer capítulo por supuesto que se nos escapan muchísimas de estas cosas, no podemos entender porqué Soo Ho siente una rabia injustificada contra ella (realmente no es rabia contra ella, es contra si mismo por haberse enamorado de ella en el pasado) pero lo paga con ella haciéndose de rogar y negándose a ser el DJ del nuevo programa de modos que acababan con un humillate y después volveré a rechazarte, t tampoco entendía porqué le hace comentarios insultantes al verla con el DJ idol (celos pero aún así llamarla puta no se justifica), y es que incluso yéndonos a que los celos es el gran problema de Soo Ho, él no tiene ningún derecho a menospreciarla como mujer por verla con otro chico. 

Capítulo 2



Precisamente el final y el principio es la humillación de Geu Rim para conseguir que Soo Ho se una al equipo de radio, pero Soo Ho con su corazón cerrado y sus miedos en alto no toma la libertad que le ofrece la radio, y mira como Geu Rim trabaja duro por algo a lo que él dirá no, en sus ojos se nota su enamoramiento de doce años pero de nada vale cuando tratas al otro con rabia y rencor y te persigue ese machista estilo del patriarcado, se evidencia en como él la obliga en contra de su voluntad a ser sostenida en sus brazos empapada en agua y llevada en su coche a casa con la puerta cerrada para que no pueda salir, el consentimiento es clave de todo acto, creo que entenderéis porqué estos comportamientos de Soo Ho me escandalizaban, por mucho que a Geu Rim le doliera un pie, pero es que ella decía NO. 



En el segundo capítulo es cuando nos cuentan que Soo Ho tiene depresión desde hace 12 años, y por esa razón, Jason, que es psicólogo se instala con él, al inicio lo que vemos de él es que es un Fanboy, pensaba que era encantador y risueño, que le haría mucho bien pero os adelante que Soo Ho no está listo para verbalizar su trastorno depresivo y hablar de su depresión y que Jason no es el encanto que parece, lo que es una pena porque sus métodos son retorcidos para empezar y para continuar dudo que quisiera aliviar su corazón. Y esta no es la visión que se debería dar de un psicólogo, cuidado con las ovejas, son serpientes. 



Rápidamente nos muestran como Soo Ho y su madrastra no tienen la relación idílica que presumen en pantalla, es uno de los grandes motivos que comenzó la depresión de Soo Ho y no niego que cuando vi el flashback de Soo Ho niño con la madrastra en ese momento en el que le rompen el corazón me dolió a mi también el corazoncito.



Porque era un niño que no podía defenderse de esa mujer y que creció sin tampoco aprender como defenderse de esa persona pues aprendió que no tenía control sobre su vida y que nada de lo que haría le devolvería el poder que esa mujer y la autoestima que día tras día le robó esa mujer, porque por cada vez que él no ha tomado el control ella lo ha aplastado aún más y él se ha ahogado más en la oscuridad de la depresión y de la falta de amor propio, de la añoranza de Woo Jin y de Geu Rim. 


Solo una bufanda y las mismas palabras de aquella primera ruptura del corazón y Soo Ho nos dejó ver ese lado roto y vulnerable de él, donde mira al vacío, es incapaz de dormir porque no tiene paz en el corazón pero cree que las pastillas lo solucionarán cuando el tratamiento es lo más importante pero claro, Jason nunca le iba a ayudar de corazón aunque hablar le habría ayudado a abrir esas compuertas y a acercarse a los espectadores -recordad que escribo esto con 14 capítulos vistos-, se pregunta cuando lloró pues vive sin lágrimas (me asombra que haya llegado a ese estado de sufrimiento tan hermético que ni ante si mismo lo expresa), se menciona que él se niega a aceptar esa enfermedad y el tratamiento, pero no es que se niegue a aceptar la depresión es que no concibe la vida sin ella y sin darle poder sobre su vida, sólo que eso hace que se comporte como una mala persona con quien quiere llegar hasta su corazón, también ya nos hablan sobre una de las cosas que le ocurre a Soo Ho y le ocurrirá a muchas otras estrellas que dejen sus vidas en manos de otros, ese abuso de trabajo excesivo en el que él no elige en lo que quiere trabajar, pero nunca más se vuelve a hablar del desgaste emocional que supone pasar de un personaje a otro sin fase de transición. 



La función de Geu Rim en este segundo capítulo es ir de aquí para allá siguiendo a Soo Ho, con él dándole falsas esperanzas y ofreciéndole un contrato donde la claúsula es que ella tiene que ser su esclava y que puede prescindir de sus guiones. Él se pasa el capítulo mareándola, turnándose entre ser amable y ser un ogro, pero obligándola a ser su chofer y después a buscarse la vida para volverse a casa tras un nuevo rechazo, o amagos de un sí para después decir no o mejor dicho le dice sí a Geu Rim en ciertas ocasiones pero se debe a debilidades del momento y como se arrepiente luego rompe su palabra complicando las cosas, o soltando frasecitas del estilo que su categoría como actor es muy alta en comparación con la categoría de escritora don nadie como ella, son comentarios crueles que puedes ahorrarte.



Otro feo es cuando Soo Ho le pide que por favor no se vaya y firmará el contrato pero no es verdad para que su madrastra la vea y ella no es consciente de que él pretende que su madrastra piense que se ha firmado el contrato a cambio de acostarse con ella e incluso una persona que no quiere que otra entre en su vida y que tiene depresión sabe, porque el respeto y la dignidad es algo que todos sabemos como dar, básicamente es como quisiéramos que nos trataran y por mucho que a Soo Ho le hayan traicionado, habrá personas y fans que le habrán tratado mínimo con respeto y dignidad. Como digo, la depresión no hace que pueda tapar con un dedo las cosas que hago mal, todos hacemos daño a veces pero Soo Ho no pedía perdón y en estos capítulos la humillación a la chica que le gusta era su constante. 




Lo único bonito del capítulo es el video que ella con toda la ilusión del mundo había había grabado para él, era muy tierno e íntimo porque ella se mostraba vulnerable sobre sus fortalezas y debilidades, los lugares que amaba, las postales que escribió desde que era una niña hasta que es adulta y él fué demasiado estúpido para apreciarlo, sin saber que ese rincón se convertirá en el lugar de las confesiones, donde se sostendrán de las manos una vez que él se gane con mucho esfuerzo el amor de ella.

Capítulo 3



En este momento en el que Soo Ho se hace el héroe podría haber aprovechado para pedirla perdón por sus feos, siempre sentí eso de su parte, esa falta de arrepentimiento y de todos mis actos llevaban la razón. Por fin Geu Rim admite que no confía en él y que tiene la autoestima por los suelos por arrastrarse por él, pero lo que no cuenta es que en realidad ella también tiene la autoestima rota y eso lo vemos en todos momentos en los que su vida va bien y ella intenta sabotearse, incluso queriéndose a si misma y trabajando más duro que nadie todavía le cuesta creer que es buena en lo que más ama, la radio, y Soo Ho no ayuda al principio (aunque luego sí). Después de echarse en cara las cosas, en el rincón de las confesiones él confiesa que vió el video (pero no que le encantó).



Lee Gang es el jefe de Geu Rim y lleva desde que Geu Rim es novata enamorado de ella, él ha creído en ella más que nadie y cuando volvió de la India cumplió su promesa de entregarle su propio programa de radio. Lee Gang es alegre, alocado, divertido, tiene una filosofía de vida zen en la que la espiritualidad es su vida, su forma de vivir es profundamente optimista, como si él nunca pudiera caerse. Lee Gang quiere ayudar a Geu Rim a crecer como guionista y después declararle su amor eterno porque ambos tienen una relación cómplice de mucho cariño, de cuidarse mutuamente y compartir todo el tiempo juntos. 



La relación de Geu Rim con su madre es preciosa porque está basada en el amor, el respeto, la motivación, el coraje. Es una relación en la que la una da fuerzas a la otra para seguir enfrentando los obstáculos de la vida, en la que se escuchan y se motivan siempre, en la que se dan amor, mimos y abrazos, siempre luz y nunca oscuridad. Es una relación que suma pero que yo quería que tuviera más escenas. La mamá le dice cosas como inténtalo 3 veces, si no te sale cambia de plan e inténtalo 9 veces y sino cambia e inténtalo a largo plazo todas las que hagan falta.



Capítulo 4



En este capítulo vemos como Soo Ho se siente celoso de la relación sana y bonita que Geu Rim tiene con Lee Gang, al inicio pensé que era por ser un chico (que también) pero en el fondo creo que se siente así porque ve que Lee Gang es todo lo que no es él, la felicidad, el optimismo y el dueño de su vida, todo lo que él no puede ser, también envidia la relación sana, cómoda y cómplice que tiene Lee Gang con Geu Rim, y que él se empeña en no tener y que tampoco sabe como tener. 

El capítulo se basa en un viaje que ellos hacen a la isla que, casualidad de la vida, es donde vive, el padre de Woo Jin, el amigo muerto de Soo Ho, cuya pérdida atormenta a Soo Ho por lo que significó para él pero también porque ambos niños estaban enamorados de Geu Rim y Soo Ho no pudo controlar su corazón, por eso al ver a Geu Rim y volver al pasado en su cabeza recuerda los momentos de amor con ambos pero también el sentimiento de ver morir a su amigo y de obligarse a decir adiós a Geu Rim y encontrarse cada día con ella sin que ella conozca la historia ni le recuerde le provoca rabia y pena. 



En este capítulo Geu Rim espera un acercamiento de parte de Soo Ho, una amabilidad por parte de él que no llega, solo ve que mientras todo el grupo de la radio, Lee Gang, e incluso Jason, están emocionados por el viaje para celebrar el comienzo de la aventura laboral, él solo se cierra más y no consigue comprenderle.



Durante el camino vemos como unas personas que no tienen problemas para relacionarse, aunque intentan integrarle, entre ellos se mueven en una burbuja en la que todo el tiempo hay risas, alegría y diversión, es una burbuja abierta en la que no hay espacio para la soledad, intentan absorberle dentro de esa burbuja pero él en ningún momento se lo permite a ninguno de ellos y tampoco sabe como, es incapaz de escapar de su soledad, de sus murallas, de abrir su prisión personal para jugar con los otros o para intentar entender porque están de viaje o porque los sonidos son importantes en la radio, simplemente la depresión y su personalidad debida a ella le tiene atrapado en una desmotivación y oscuridad terrible en la que no siente su corazón vivo hacia un trabajo o unas personas, simplemente se siente como alguien que no puede tener eso que todos ellos dan por hecho con tanta facilidad y resolución, con tanta felicidad. 

Un momento bonito en el autobús es cuando Geu Rim habla de los paisajes bonitos que se ven a través del cristal del autobús y el recuerda que de adolescente su paisaje favorito era ella y por eso la miraba en secreto, sonreía y cuando ella caía dormida también se sentaba en secreto y le daba su hombro, y ella desconoce esos hechos, lo que me asombró es que ese recuerdo nunca se lo contó.



 


Cuando llegan al destino, Geu Rim se da cuenta de que se dejó el portatil en el ferry, y de nuevo Soo Ho confiesa que él se dio cuenta pero que la acompañará para volver a la ciudad. No podía y sigo sin poder comprender cómo no se pudo parar a pensar que para ella sería un desastre perder ese portatil, con toda la información y con el dinero que vale costearse uno aunque él siempre haya vivido en una burbuja de dinero, y lo sorprendente es que Geu Rim ya ve como algo normal que él le haya hecho eso para poder irse (aprovechar su descuido), razón por la que luego cuando quiera ganarse su amor ella no se fiará de él. Que él le ofrezca la bufanda para que no pase frío que a escondidas le ponía cuando Woo Jin y él jugaban a mirarla es un gesto para debilitar por los malos actos. 



Como era obvio, no hay ferrys de vuelta, toman el autobús equivocado, ahí es cuando se encuentran con el padre de Woo Jin, y todas esas casualidades poco creíbles son para que ellos se sienten y se dejen de pelear y pasen una noche hablando juntos cuando podrían haberlo hecho en cualquier otro momento del día si él hubiera estado dispuesto a escucharla porque ella siempre ha tenido ganas de hablar con él de su sueño de ser guionista de radio, y las ganas que tiene de que le dejen de repetir que no tiene valor lo que escribe (él se sumó al no darle valor por no tener premios, menos mal que avanzada la serie cambia y le da fuerzas). 


Tapados con el edredón el la mira y ella comparte las canciones que ama y el sentimiento reconfortante de la conexión con esas canciones y con las ondas radiofónicas, al menos cuando él la mira sientes que le gusta ella. Y ahora se cumple el sueño del yo adolescente de Soo Ho de que Geu Rim durmiera en su hombro aunque ella fuera su primer beso. 



Al final del capítulo, Soo Ho graba su primer capítulo como él exigió, pregrabado y sin emisión, pero lo que no esperaba Geu Rim pero que yo sí es que él no usa su guión, y eso a ella le rompe el alma completamente. Él no paraba de repetir que ella era la guionista principal y veía como ella escribía montones de versiones de guiones y ni siquiera tuvo la madurez de avisarla de lo que iba a hacer. Simplemente la traicionó y la humilló delante de muchos profesionales que sabían que no era un guión de Geu Rim y que entendieron que las palabras de Geu Rim no tenían valor, aunque la razón detrás de Soo Ho fuera que el guión no le parecía bueno pero que tampoco su voz podría sacarlo adelante pues alguien que se ama podría haberlos convertido en talento.



Cuando ves que estás haciendo daño a otra persona por dos horas, hundiendo su sueño de ser de verdad una escritora, es doloroso ver que él esté encerrado en su egoísmo y no se pare a empatizar con el dolor de ella y esta vez ella si se siente apuñalada en el alma, mínimo Soo Ho podría haberle pedido perdón después, es como si él viviera tan aislado en su propio yo que no pudiera acercarse a las emociones de los demás, o mejor dicho, que quiera ser ciego a ellas.


Capitulo 5.

No era fácil llegar a este momento y ver como toda la autoestima de Geu Rim está echa añicos, una autoestima que no volverá a crearse fácilmente, y Soo Ho fué el que hizo pedazos todo ese amor propio que ella había levantado con esfuerzo, Geu Rim al ver que él no ha escogido su guión, no ha creído en ella después de prometerle hacerlo, ella ha perdido toda su fuerza y energía, simplemente siente que esforzarse no la llevará a ser elegida como guionista y siente como que él nunca la respetará profesionalmente.


Por primera vez Soo Ho se ve en directo en la radio, inevitablemente obligado a confiar en si mismo y en su equipo, eso le hace enfrentarse quiera o no a sus propios miedos y que incluso si crea un desastre radiofónico la vida está lleno de estos y la gente le adora, este puede que fuera el primer ladrillo de esa autoestima que él no se atrevía ni a construir pero que Lee Gang, experto en amar la vida y a uno mismo, le obligó a enfrentar, lo que me molestó es que aquí él le recriminó a Geu Rim por ponerle la trampa del directo y aprovechó para aclarar que no veía mal haber sido un capullo, ¿un arrepentimiento donde?



Pero como la madre de Geu Rim se pierde acaba cenando con Geu Rim, Lee Gang, y la mamá de Soo Ho, y yo creía que la serie estaría llena de escenas de Soo Ho con la mamá de Geu Rim visto que le falta una madre que le quiera y ya que ella es su primer contacto de cariño después de venir de un ambiente de veneno puro donde no importaba si él moría. 

La radio se convierte en el punto de unión entre los dos, Geu Rim le enseña sus rincones favoritos porque esos serán todos los lugares que visite con ella, los rincones de sus citas si quiere amarla, le explicará como los sonidos se convierten en luz o como ellos conectan con la audiencia.



Es la primera escena donde él verbaliza que siente curiosidad por Geu Rim pero ella está lejos de poder sentir algo por alguien que ha sido un gilipollas con ella, lo curioso de ella es que Geu Rim siempre habla de todo lo que él no habla: de su pasado y de su vínculo con la radio, de como la ceguera de su madre la desvinculó de la televisión pero la vinculó a la radio porque quería un mundo del que su madre siguiera formando parte, y por primera vez él la escucha de verdad aunque no le de respuesta, obviamente eché en falta que él dijera algo y no que la dejara hablar sola aunque por primera vez sus ojos no estuvieran apagados.



Capítulo 6



Geu Rim se enfoca en cómo construir un mejor ambiente de trabajo y en crear guiones que puedan ser aceptables hasta obtener el sí, se esfuerza como loca porque ese imposible se vuelva posible y no ya por una autoestima que le va a costar sudor y esfuerzo recuperar sino porque se lo debe a todos los años de esfuerzo que ha invertido por su sueño. La casualidad les lleva a que esa tormenta les lleve a ese niño y a ese colegio que perdieron a un amigo por el cáncer, esa casualidad les lleva a su primera transmisión en directo y al primer paso de Soo Ho confiando en Geu Rim de verdad, que creo que fué un gesto de amor hacia ella más que un gesto de confianza de un DJ hacia su guionista pero aún así él sintió que se lanzaba al vacío por ella y con ella. 



Pero las fuerzas para dar ese paso adelante en su vida vinieron de un niño de 11 años en el que Soo Ho se vio reflejado, y de un montón de casualidades y accidentes que se sumaron para obligarle a confiar en la persona que tenía al lado, no de su propia iniciativa de confiar en Geu Rim porque una persona que no se quiere a si mismo no puede confiar ciegamente en otra. La vida le puso personas y circunstancias que le hicieron darse cuenta de que se estaba perdiendo una oportunidad preciosa para empezar a reconciliarse consigo mismo, con Geu Rim, una oportunidad para poner el segundo ladrillo de su autoestima y el primero de la confianza entre ambos y del amor que algún día ella sentirá por él porque ahora él ya no puede seguir cerrando los ojos y negar que el recuerdo del amor por ella le ha perseguido como su único consuelo en el mundo. 




En la radio, Soo Ho encuentra por primera vez en la vida la pasión que nunca había sentido con ningún trabajo. Él era actor porque su "familia" se lo había exigido pero la radio es su primer trabajo por elección, se nota en como vive todo lo referente a la radio, pero no sería así si este trabajo no hubiera contribuido a su autonomía, desarrollo personal, positividad y autoestima, y este fué el primer paso voluntario de todo eso, lo que contribuyó a crear algo precioso para él. En este directo en el que él usó el guión de Geu Rim, pudo sentir como la fuerza calentaba su corazón, como los recuerdos bonitos y nostálgicos volvían a él: Geu Rim con el antifaz y él sujetándola, Soo Ho contándole sus problemas y Geu Rim abrazándole, sus citas en el sillón del hospital, su primer beso en la iglesia del hospital, ambos diciéndose adiós para siempre con ella solo teniendo en su memoria su voz y el tacto de la cara de él. 



Al final del programa Soo Ho pronunció las palabras  "porque no llores no quiere decir que no estés triste, porque sonrías no quiere decir que estés feliz". Para él encontrar en ese paisaje nevado la sonrisa de Geu Rim por convertirse por primera vez en guionista, encontrar por primera vez el sentimiento de logro mutuo, y encontrar inesperadamente a Geu Rim en sus brazos es un regalo, y como broche quería de vuelta la memoria de ella replicando el precioso primer beso, que ahora es estética y simbólicamente igual de precioso pues para él significa una promesa de entrega y jamás volver a hacerla daño. Lo que rompe ese momento es que ella tenga tan claro que no quiere ni un segundo que sus labios estén unidos a los de él. 



Capítulo 7



Soo Ho esperaba que con el beso Geu Rim le recordara, le reconociera, le perdonara y pensara: ¡él también es el amor de mi vida y no que le rechazara sin miramientos por ser compañeros de trabajo! Su gran deseo de ser recordado y querido por la única persona viva que a él le ha consolado le atormenta porque la respuesta es dolorosa, a veces las personas a las que más nos aferramos en nuestros recuerdos como oxígeno simplemente piensan en nosotros como polvo del camino, como alguien que pasó y no dejó huella, le duele y le frustra que Geu Rim no le recuerde como su primer amor sino como un amigo (cuando fueron novios) pero lo que más le duele es que sea incapaz de ver en él al amigo o primer amor de hace doce años, pero eso no provoca un retroceso en esta autoestima en construcción de Soo Ho porque la vida le ha empezado a sonreír y él valora eso.

A mi me encantó como él la recorda con tanto amor porque ella es la única chica a la que ha querido, a la que ha besado y tocado, la única persona que le hizo sentir que el mundo era un lugar seguro (obvio me dolió que al volver a verla la tratara mal), y me decepcionó que para Geu Rim su primer novio, al que conoció cuando su madre se estaba adaptando a ser ciega pasara a la historia como un recuerdo olvidado, simplemente como el chico del hospital. 



En este capítulo es cuando desenmascaran a Jason hacia el espectador pero siempre tuvimos pistas de que Jason no estaba haciendo bien las cosas, siempre debería haber apoyado su terapía en tratar la depresión de Soo Ho, en construir la autoestima frágil y baja de esta estrella, en liberarle de los pensamientos de indefesión aprendida, negatividad, y oscuridad, debería haberle enseñado a tomar el control sobre su vida. En cambio por sus malévolas y vengativas intenciones Jason se apoyaba en un amor que Soo Ho nunca había perdido por Geu Rim pero es que querer a otro cuando no te quieres a ti mismo pasa a menudo pero no es el mejor de los caminos. Un psicólogo jamás se apoyaría en el amor como método de curación para la depresión, la realidad es que la mayor parte de las personas con trastorno depresivo no se curan así y no quiero que nadie lo entienda de ese modo (la terapia psicológica es muy importante y Jason es una vergüenza para la profesión), y no quiero dar a entender que en este punto Soo Ho se haya curado, no, todavía le queda mucho por recorrer pero lo hace solito (y sé que algunas personas se han obligado a transitar también esa enfermedad solos). 



En este capítulo se demuestra porqué digo que Geu Rim en realidad de la poca autoestima que tenía ya no le queda nada, sucede cuando sus rivales les roban el guión manuscrito que Soo Ho va a usar (de Geu Rim), y ella sigue siendo servicial: no se defiende, no se enfada, no saca el poco carácter que con los años de sumisión y desvalorización le han ido aplastando, Geu Rim durante los buenos momentos, siempre que todos confian en ella se viene abajo y desprecia su trabajo y no se permite escribir lo que querría que su madre escuchara para que la realidad se acercara a la personita que ella más quiere, la fuerza que ganó cuando todo era difícil la perdió cuando Lee Gang y Soo Ho pronunciaron que creían en ella. ¿Por qué cuando Soo Ho valora tu duro trabajo y los oyentes también lo valoran Geu Rim no puede? ¿Por qué ella no puede decir "esto es mío, tiene valor y no tenías derecho a robármelo"?


Dentro de la serie hay un personaje que persigue a Soo Ho por fama pero que está enamorada de un modo tóxico del manager, la cuestión es que hace sentir mal a Geu Rim porque le cuenta que está saliendo con Soo Ho y al enterarse el chico él se lanza y se confiesa a Geu Rim, obteniendo otro rechaza de Geu Rim (cuando resulta que ante las palabras de la otra chica, Geu Rim se había puesto celosa y se había sentido dolida). Como Soo Ho es tratado como la estrella del dorama (todo gira entorno a él), su primer te quiero será importante, lo es porque él es una persona que nunca le abría su corazón a nadie, nunca se ponía en la posición de ser vulnerable y de que le pudieran volver a hacer daño, y en el fondo sabía que iba a obtener un no por respuesta pero creo que no esperaba esa falta de emoción en Geu Rim, con el tiempo entendí que ella no es una persona de sentir emociones intensas, simplemente emociones planas / livianas (no se debe a la actriz), pero también a este te quiero de él había un no me lo creo dentro de ella. Son dos patas de una mesa torcida. 



Capítulo 8 

Con la madre de Geu Rim en el hospital vuelven a pensar que porque no hacer de una niña con cáncer terminal la protagonista del programa, y no niego que eran conmovedores, pero, ¿porqué esa necesidad? En este caso quisieron visibilizar que niños que saben que van a morir jóvenes y son pobres tienen familias que los aman con locura y encuentran la felicidad, en cambio donde crees que debería haber una familia con amor y felicidad no la hay que sería Soo Ho y su familia, pero es que los padres no se eligen y las enfermedades tampoco, sólo podemos intentar remar a favor para intentar luchar hacia delante. Y los guiones, Geu Rim no quería hacerlos porque creía que los suyos no tenían valor, ¿ahora que todos te apoyan y te reconocen quieres rendirte?



Este capítulo resuelve el hecho de si Geu Rim será capaz de recordar a Soo Ho ahora que están en el hospital todo el tiempo por el ingreso de la madre de Geu Rim, y Soo Ho aprovecha para darle pistas recreando el pasado aprovechando que la madre de Geu Rim está ingresada por anemía, pero Geu Rim incluso en el hospital sigue sin conectar a un chico con otro lo que a él le hizo preguntarse si ella tenía amnesia y a mí sobre su inteligencia. Al final Soo Ho tendrá que confesar su identidad y tengo claro que él esperaba que ella se tirara a sus brazos, le besara apasionadamente y le jurara que nunca más se iban a separar, pero su pequeño sueño no se cumplió porque a pesar de que ella le confiesa que en el pasado sintió un pequeño me gustas ahora no hay nada de eso y Geu Rim habla desde la verdad, todavía no se ha enamorado, tendrá que esforzarse de verdad para merecer su amor aunque luego ella no se esfuerce tanto por él.


 

Yo nunca vi como un toallero a Lee Gang a pesar de la gran complicidad y comodidad que tenían y de que él hubiera vuelto para cumplir la promesa que le hizo. Geu Rim disfruta siempre de la relación maravillosa y cercana que tiene con el optimista Lee Gang porque sabe que con él siempre estará protegida y aprenderá sobre lo mejor de la vida y especialmente de la radio, que en el fondo es lo único que a ella le importa, así que la radio es su vida a pesar de sus bajones. Nunca pensé que a Lee Gang le gustara Geu Rim, creía que la veía como una hermana y ella está lejos de comprender que él sienta nada por ella, Geu Rim siente que como un hyung él se desvive por ella pero a veces según avancé me pregunté si no era más fácil fingir que estaba ciega a los sentimientos de él, después de todo se conocían del derecho y del revés y tenían una complicidad especial.



Mayu.