Translate

domingo, 26 de abril de 2020

La novia gitana - Carmen Mola (Vero)

Hoy os traigo el último libro terminado, que no ha sido de mi agrado, lo leí como lectura extra en el club de lectura de Oasis Literario.


Editorial: Alfaguara.
Sello: DeBolsillo (2010).
Páginas: 360.
Género: Romance, paranormal, fantasía, erótica.

Saga: Elena Blanco.

Esta compuesta por:

1. La novia gitana.
2. La red púrpura.
3. La nena.


«En Madrid se mata poco», le decía al joven subinspector Ángel Zárate su mentor en la policía; «pero cuando se mata, no tiene nada que envidiarle a ninguna ciudad del mundo», podría añadir la inspectora Elena Blanco, jefa de la Brigada de Análisis de Casos, un departamento creado para resolver los crímenes más complicados y abyectos. Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel. Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado. Por eso el comisario Rentero ha decidido apartar a Zárate del caso y encargárselo a la veterana Blanco, una mujer peculiar y solitaria, amante de la grappa, el karaoke, los coches de coleccionista y las relaciones sexuales en todoterrenos. Una policía vulnerable, que se mantiene en el cuerpo para no olvidar que en su vida existe un caso pendiente, que no ha podido cerrar. Investigar a una persona implica conocerla, descubrir sus secretos y contradicciones, su historia. En el caso de Lara y Susana, Elena Blanco debe asomarse a la vida de unos gitanos que han renunciado a sus costumbres para integrarse en la sociedad y a la de otros que no se lo perdonan, y levantar cada velo para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas.

4/10





Tengo que admitir que esperaba muchísimo más de este libro, le han dado tantísimo bombo a esta novela, que me esperaba algo completamente adictivo y diferente. Pero no lo es. Siento que sigue todos los pasos de las novelas policíacas y os aseguro que hay muchos libros de este género mejores.




El principio de la novela es entretenido e interesante, no te cabe en la cabeza como alguien puede tener tan pocos escrúpulos de matar de forma tan cruel, viendo como su victima sufre cada minuto, mientras lo disfruta de forma meditada y deseada. Pero no es un caso aislado, y eso me enganchó, pero fue malo porque después fue cuesta abajo y sin frenos llegada la mitad de la novela. Le dieron mil vueltas a lo mismo, no avanzaban con la trama, solo repetían una y otra vez lo que ya había ocurrido y lo intentaban analizar desde un punto diferente para poder comprenderlo, esto le daba credibilidad a la historia pero también la hizo muy pesada, y así se me estancaba muchísimo. Sentía que la autora tenia que meter muchas más páginas para que la historia tuviera un peso que no le sienta nada bien.





La inspectora Elena Blanco no me gustó, es imposible sentirme identificada con ella o entender su sufrimiento, está narrada de forma tan fría y aséptica que muchas veces parecía un robot. Ella sufre un problema psicológico severo que siento que no quiere curar. Ella sabe que la terapia en su vida es positiva pero vive queriendo sufrir. Sabe que su vida puede ser mejor, pero quiere vivir en el dolor para no olvidar su pasado. Considero que tratarte en el presente sobre problemas del pasado, no te hacen olvidarlos, si no verlos de diferente perspectiva, pudiéndose ser más objetivo. Vivir en el pasado lo único que va a hacer es que ella no pueda disfrutar el presente, ve todo de forma muy nublada. Aun así su "pasado cruel" creo que es un buen hilo conductor para su siguiente novela.

Hay mucha gente a su alrededor que sabe por todo lo que esta pasando y sufriendo y parece que les de igual su psique, a todos les da pena por lo que ha tenido que pasar la inspectora pero nadie se arriesga a tenderle su mano y estar a su lado, para que por fin ella se puede abrir a alguien y deje toda esa coraza fuera. Todos le tienen miedo, entiendo que ella no ha dejado entrar a nadie en su vida, pero tampoco nadie ha luchado por ella, por su sufrimiento.

Zarate fue sin duda el personaje que más me gustó de la novela, creé en sí mismo y lucha hasta conseguir su objetivo. Es fiel a sí mismo y a las personas que ama, así que va a hacer todo lo posible por desmontar las falacias que puedan decir. Pero si dejamos de lado eso, ¿que sabemos de Zarate? Absolutamente nada. ¿Cuales son sus sueños, aspiraciones? ¿Con que sueña Zarate aparte de entrar en la brigada? Parece que Zarate es solo policía y siento que una persona es mucho más que una profesión.



Obviamente entre Zarate y la inspectora van a surgir cosillas. Pero son tan frías y abstractas que realmente parece que entre ellos dos no haya surgido absolutamente nada. La autora nos quiere contar como que entre ellos hay algo especial pero es que realmente no es así, tener dos encontronazos sexuales y después ni mirar a la otra persona a los ojos en el trabajo, no es nada especial ni bonito. Entre ellos no hay nada más que la atracción del momento, porque mientras trabajan juntos en la brigada ninguno de los dos tiene pensamientos sobre el otro o deseos. La relación no tiene ni pies ni cabeza y esta metida con calzador para crear más tensión a la trama, pero realmente es totalmente innecesaria. Solo espero que en futuros libros no sigan insistiendo con esta absurdez de relación que no tiene ni pies ni cabeza.

Por ello considero que a los personajes de Carmen les falta chicha, todos siguen unos estereotipos que ya conocíamos de antes, ninguno sale de su rol/papel, ninguno desentona. Todos son planos y sin trasfondo.


SPOILER

Lo que si es muy interesante en la novela es como al principio de cada pequeño capitulo nos habla de un niño que estuvo encerrado en un sótano durante unas semanas, obvio es el asesino. Solo diré que yo me encamine por otra rama respecto a él, pensaba que era el hijo de otra persona. Así que cuando descubrí toda la verdad que esconde esta breve historia quedé anonadada. Me hubiese gustado que estas partes no se hubiesen quedado simplemente como una breve historia, que fuera más allá y nos hubiese explicado que realmente sentía ese niño encerrado, la asfixia de no poder salir, el agobio por subsistir, y como eso le convirtió en un monstruo. Yo necesité más páginas para poder comprender realmente al personaje y que no se quedase como un personaje complementario en la novela.





Me hace gracia la gente que dice que desde el primer capitulo sabía quien era el malo, yo nunca tiré por esa rama porque pensaba que el niño era el hijo de la inspectora, pero cuando ya te van contando lo de los gusanos pues empiezas a sospechar... 



Respecto al asesino, yo tiraba más por la familia gitana de ella pues tenían muchos chanchullos o Cintia, que es un personaje de relleno, y por eso sospechaba de ella... por ser de quita y pon. 



El final del hijo del inspectora no me lo esperaba y creo que necesito más información para creer que ese niño sea un sádico...


FIN SPOILER


Vero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡No te olvides dejar un comentario! Nos encanta poder compartir y debatir con nuestros seguidores, pero por favor, ten en cuenta:
- Se respetuoso con la gente que no opina como tú, no todos podemos tener las mismas opiniones. ¡Nosotras siempre respetaremos la tuya!
- Si vas a poner algún spoiler, avisalo.

¡Gracias por tu visita!