sábado, 16 de julio de 2016

Insoportables yaoi #3 (Mayu)

Insoportables Mangas #3.


Tomos Únicos.
País: Japón.
Género: Yaoi.
Nota: 0/10.


  • Jun Uzuki:


Ryoute ni darling (2011)



Esta es la primera vez que he leído a Jun Uzuki, y me ha dejado sin saber exactamente qué pensar de ella. Por un lado tengo ganas de volver a darle una oportunidad, tengo ganas de probar si puede darme un romance bonito, pero por otro, me acuerdo de lo que pasaba en esta historia, y se me quitan las ganas.


Admito que fue sencillísimo leer este tomo, no me aburrí en ningún momento y me enganchó, pero cuando terminé de leerlo, e incluso mientras lo leía sentía que tenía cosas que yo no puedo aprobar, como esa necesidad de drogar a alguien para poder seducirle. Me resulta horrible que se recurra a manipulaciones para lograr tener sexo con alguien, y todo en nombre del puñetero amor. Más respeto por el otro y menos amor. La historia, como digo, es fácil de leer, porque está contada en forma de comedia, pero cuando lo analizas, es super triste todo lo que ocurre, y cómo se repite una y otra vez la misma historia.


¿De qué trata? Kou vive con su mejor amigo Hodaka, el chico al que podría amar si se lo planteara un poco. Hodaka le quiere desde hace mucho, y por eso siempre está cuidando de él, incluso cuida de su alimentación, con lo que no permite a Kou comer muchos dulces. Un día aparece pidiendo refugio Mikio, un antiguo compañero que ahora es pastelero porque recuerda que Kou hace cualquier cosa con un dulce frente a sus ojos, Mikio ama a Kou y quiere seducirle con desesperación. Hodaka y Mikio se aprovechan de las debilidades de Kou y al final todo acaba en un enredo total.



Como ya he dicho, no me gustaron nada los métodos que ambos chicos usaban para ganar que Kou decidiera pertenecerles. A simple vista, es Mikio el único malvado porque es quien recurre a cosas como afrodisíacos, somníferos y alcohol para poder aprovecharse de Kou, pero después Hodaka hace la vista gorda y aprovecha todo eso para tener sexo con el indefenso Kou, un Kou que en momentos como ese no le importa hacer cualquier acrobacia sexual con ambos a la vez si hace falta. Me parece una locura de historia, engancha pero no me gusta, y no es por el trío, es por la esclavitud mental que sugiere, porque da a entender que usar cualquier método de seducción es bueno con tal de llegar a un objetivo. Me resulta horrible esas ideas que lanza Jun Uzuki y como disimuladamente, a pesar de todo eso, logra que llegues al final del manga. Sí, soy la tonta que se lo leyó entero.


Las ilustraciones de Jun Uzuki me parecen muy bonitas, aunque es demasiado gráfica a la hora de dibujar penes y penetraciones. Me gusta más la sensualidad que el sexo bruto.


  • Ikuya Fuyuno:


Kimi ai monogatari (2012)



Solo he leído este tomo de Ikuya y puedo decir que será el último, esta mangaka no me ha convencido para nada. Para mí, ha arruinado su propio tomo al crear dos historias y dos parejas protagonistas. Bueno, tampoco es que la primera pareja me volviera loca pero es que la segunda fue insufrible y no sé como los aguanté.




En este tomo, tenemos la historia de Naoshi y Nikaidou, un joven mangaka que está apunto de debutar y su exigente y duro editor, bueno, algo más si todo sale bien con el manga…, y también tenemos la historia de un humano con carácter de demonio que tiene como una marioneta a su futuro amante y amigo de toda la vida.



Ninguna de las dos historias me gustó, pero la segunda la odié con todo mi corazón. Otra historia tóxica más, otra historia que solo quiere mandar al olvido, y que con gusto habría dejado abandonada, pero quería poder escribiros esta reseña. Los protagonistas son amigos de toda la vida, pero uno de los dos es un maldito cabrón que se dedica a explotar laboral y emocionalmente al otro, y cuando a él le da la gana, después de que el asistente quiera crecer laboralmente, le lanza sobre la cama y se lo tira con brusquedad -consentido-, y el otro está encantadísimo de ser por fin el amante de su cabrón amigo. No entiendo COMO esto se puede considerar amor. Tampoco comprendo a los cerdos que hacen las cosas bajo sus reglas sin importar las reglas del otro.


  • Kazuhiko Mishima:


Love neko (2014)



¿Habéis visto qué portada más adorable? Ese gatito humano con orejitas y colita traviesa es realmente lindo, no me digáis que no. Pues ya está, ahí se acabó lo lindo. Para mi, este manga, fue otro fracaso absoluto. Un fracaso asqueroso que me hace decidir con absoluta convicción no volver a leer NUNCA a Kazuhiko Mishima, por muy lindos gatitos que tenga.


¿De qué trata Love neko? Necoco es encargado por un humano que quiere una gatita que le haga la comida, le espere amorosamente en casa para darle la bienvenida y se abra de piernas ante la primera necesidad sexual que él tenga, pero su sorpresa viene cuando sus alumnos científicos le envían a Necoco pero en versión masculina -es el primer robot gato humano que han creado y hay que rentabilizar el error de que no lograran que les saliera mujer-, es entonces cuando sus peleas diarias comienzan. Necoco se empeña en violar a su amo y su amo responde pegando a Necoco, y así todos los días hasta que su tóxica no-relación se convierta en amor. Y aderezado con un triángulo con un alumno científico, porque estos también pueden ponerse celosos de sus propias creaciones.



Es uno de los mangas más estúpidos y abusivos que he leído, no digo yaoi porque he abandonado tantísimos con relaciones abusivas que es un milagro que tuviera la santa paciencia de leer este entero. Pero lo hice para poder juzgar más claramente y para poder no recomendaros con TODAS las letras este manga. La historia, la trama, los personajes, son ofensivos y ridículos. No entiendo esa obsesión por crear animales humanos que sometan a sus amos a base de sexualidad forzada, si con que se pongan mimosos el amo ya no querrá responder a ostias a las violaciones. Me parece increíble como se suceden en cada capítulo tantas violaciones o intentos de ello, y como se soluciona todo al responder con más violencia. Me resulta repulsivo todo el tomo y sus puñeteros personajes.


  • Garasu Hino:


Oboreru hitomi (2014).




Nunca había leído a Garasu Hino y no es que no quiera volver a hacerlo pero con temáticas como ésta paso.


Esta clase de tramas en donde entran en temas como la prostitución no son para mí.


Me pareció un manga muy interesante y un tanto novedoso pero claramente se sale de lo que me gusta.



Trata sobre un chico que es prostituto y que se enamora de un cliente. Dicho cliente es un encanto y a él le empieza a pesar su forma de vida y el no poder serle “fiel”, o el aceptar dinero por las horas que pasa con un hombre que de corazón le gusta.


Es un manga cuya premisa nunca antes había leído antes. No es para nada mi estilo y aunque empezó bien, luego perdió todos los puntos para mi.


  • Mio Tennouji:


Joker trap




Mi reencuentro con Mio aunque corto, ha sido decepcionante.


Joker trap incluye dos historias independientes. Una es sobre un chico que tiene una relación sexual con su jefe y un día vuelve a la oficina porque se le ha olvidado algo y se encuentra con su jefe teniendo sexo con tintes abusivos con el presidente de la compañía (un viejo), y él decide unirse. 



La segunda historia habla sobre un alumno que tiene un fetiche: le gusta que le violen. Su sensei cree que le está salvando de unos abusones y el alumno decide insinuarse a su profesor.



Seré MUY sincera. Sentí un montón de ASCO con ambos relatos. Odio las relaciones tóxicas y abusivas, y éstas son lo único que contienen. Esto no es amor sino personas de mentes enfermas.


Espero que Mio no tenga más tomos como éste porque me parece indignante y porque me desilusionó un montón.  


  • Miso:


Model (2010)

Tomo Único.
País: Corea del Sur.
Género: Moda, ¿con toques Yaoi?
Nota: 0/10.


Desde que descubrí el mundo de los doramas, de los K-Drama más en concreto, no había vuelto a aventurarme en un manhwa, o lo que es lo mismo, un cómic de Corea del Sur. Pero con esta pequeña vuelta a ellos he quedado sumamente decepcionada.


Este pequeño manhwa nos cuenta la historia de un modelo con una personalidad apocada y sin gracia, que al conocer a la agresiva presidenta de la agencia no puede negarse a firmar un contrato de casi esclavitud (así lo ponen en el manhwa, tal cual, Contrato de Esclavitud). Y por historia quiere decir, cómo consiguieron reclutarle y la mala leche que este modelo provoca en un rubiales guapísimo rival suyo (aunque el prota solo quiere ser su amigo).



La historia es aburridísima, soporífera hasta decir basta. Creo que te tiene que gustar mucho ese mundillo en concreto para que al menos logre entretenerte o que los personajes puedan transmitirte algo, aunque sea el color de sus ojos.


Solo puedo destacar lo único que encontré de bueno en ella: las ilustraciones, todas cuidadas, mimadas, y a COLOR. Eso sí que se lo admito, porque tiene que ser un trabajo bestial no solo crear un manhwa sino hacerlo completamente en color.


Mayu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡No te olvides dejar un comentario! Nos encanta poder compartir y debatir con nuestros seguidores, pero por favor, ten en cuenta:
- Se respetuoso con la gente que no opina como tú, no todos podemos tener las mismas opiniones. ¡Nosotras siempre respetaremos la tuya!
- Si vas a poner algún spoiler, avisalo.

¡Gracias por tu visita!